La transferencia de conocimiento es la clave para lograr nuevos proyectos

La capacidad de generar rentabilidad a través de la investigación es una habilidad que no sólo proporciona un beneficio personal, sino también ayuda al crecimiento económico de un país. El Instituto Espacial Ecuatoriano consciente de esta relación y en el marco de fomento de las capacidades del talento humano, faculta a los servidores públicos para transferir conocimiento en la planeación de proyectos desde el enfoque de Marco Lógico, como una herramienta para la incubación y promoción de nuevas propuestas, que incluyan el uso de tecnología espacial, orientado a diversas áreas de conocimiento.
Javier Maiguashca, investigador del IEE, quien colabora en este proceso, comentó que el desconocimiento de los formatos y la presentación inadecuada de un proyecto es motivo para que estos pasen desapercibidos. Además aseguró que, la Institución trabaja de manera continua en la estructuración de nuevas propuestas a través de marcos de enseñanza lógicos.
En este contexto, los ingenieros aeronáuticos Paul Madera y Andrés Paredes, reciben estas directrices para desarrollar un ambicioso proyecto que se enfoca en tecnología aeroespacial. Esto con el afán de divulgar sus conocimientos y buscar oportunidades de emprendimiento que beneficien a la Institución y al país.
Paul Madera comentó que, la asesoría de los investigadores más antiguos y con más experiencia, a la hora de presentar proyectos, para las instituciones que se encargan de financiarlos es de mucha ayuda. “El país tiene el talento y la capacidad de generar conocimiento y acortar la brecha tecnológica con la región, la investigación requiere inversión, pero esta inversión se devengará en un futuro y será beneficioso para los nuevos profesionales, el desarrollo tecnológico del país, además de la producción de nuevas ideas. Queremos plantear nuestra investigación de manera objetiva, el proceso es largo pero estamos en el camino”, expresó.
“El resultado de las investigaciones científicas y la innovación de tecnología en un país en vías de desarrollo tiene el poder de transformar vidas y crear nuevos campos de enseñanza y ese es uno de los principales objetivos de nuestra investigación”, finalizó Paredes.