IEE APUNTA A LA INICIATIVA TECNOLÓGICA COMO VÍA DE DESARROLLO

La exploración de la Tierra desde el espacio es uno de los retos más grandes  de la ingeniería, además de, uno de los temas fundamentales para la elaboración de proyectos, que permitan obtener más información de este planeta y del universo que lo rodea; países como Estados Unidos y Rusia invierten billones de dólares para mantener su puesto dentro de las naciones que lograron llegar más allá de los límites del planeta Tierra.

Para la realización de este trabajo, el Instituto Espacial Ecuatoriano cuenta con un equipo de profesionales selectos con títulos de universidades nacionales y extranjeras; Alejandro Vintimilla, Nilo Otero, ingenieros aeronáuticos de la Universidad de la Plata, Argentina, Andrés Paredes, ingeniero aeroespacial de la Universidad Nacional de Aviación de Kiev, Ucrania, Paul Madera, ingeniero aeroespacial de Embry – Riddle Aeronautical University, Estados Unidos, Gabriel Borja, ingeniero mecatrónico de la Universidad Tecnológica Equinoccial, Ecuador, Eduardo Ávila, Máster en automatización y control de la Universidad Politécnica Nacional, Ecuador, y el Sargento de la Fuerza Aérea, Vicente Condolo, ingeniero electrónico, son quienes se encargan de esta labor.

El Director de Desarrollo Tecnológico del IEE, el Mayor Juan Costa, comentó que centrados en estos principios, dentro de los objetivos de la Institución se contempla mantener e impulsar la invención tecnológica, así como el incremento de la cultura espacial; lo que contribuiría a la defensa y al desarrollo nacional, también enfatizó sobre algunos de los proyectos que poco a poco se realizan en la institución, entre estos: el desarrollo de plataformas aéreas no tripuladas, y varias iniciativas para incursionar en realización de artefactos que, hasta el día de hoy, no se realizaban en el país.

Con respecto a esto, Nilo Otero añadió que, éste es un indicio claro de que la industria aeroespacial y aeronáutica tiene efectos multiplicadores, porque ramifica las actividades hacia la elaboración de equipos y componentes para aeronaves o artefactos aeroespaciales.

Otero también dijo  que, la brecha tecnológica que separa al Ecuador, inclusive de países latinoamericanos, es todavía muy amplia, por lo que debería existir una restructuración en las políticas de Estado que orienten la inversión a la industria tecnológica en todos en todas las líneas de investigación. Además resaltó la loable labor del instituto como uno de los pocos organismos a nivel nacional,  en considerar  perfiles de profesionales aeronáuticos y aeroespaciales.

Uno de los proyectos, en los cuales trabaja actualmente esta Dirección, es la construcción de un prototipo de plataforma aérea no tripulada que pueda alcanzar los 20km de altura; Paul Madera y Andrés Paredes manifestaron que con esta y otras investigaciones se enfocan en  la  misión y visión de la institución; los ingenieros también añadieron que, este proyecto se lo realiza en conjunto con el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología – INAMHI, y que tendría como carga útil un sensor para el monitoreo atmosférico, “lo cual representa un ahorro significativo para el Ecuador y que en la actualidad esta actividad se realiza por medio de globos sonda”, expresaron.

Madera también expresó que, pese al nulo conocimiento de esta tecnología en el Ecuador, hasta ahora, los resultados de la investigación son exitosos, “esperamos avanzar y poder incluir a otras instituciones de investigación y a la Academia”, añadió.

“Necesitamos leyes que favorezcan a la innovación para que los proyectos obtengan la potencialidad que requieren”, finalizó Otero.